¿Por qué es bueno consultar a un fisioterapeuta?

¿Por qué es bueno consultar a un fisioterapeuta?

En el día de la fisioterapia queremos recordarte porqué vale la pena realizar una consulta con este profesional.

Guerra de ritmos

Guerra de ritmos

Disfruta de tus entrenamientos favoritos con música que te motive y te lleve a lograr tus objetivos.

Tres recomendados para veganos

Tres recomendados para veganos

Para quienes siguen un estilo de vida alejado de los alimentos de origen animal, aquí hay unas recomendaciones.

Un camino hacia la limpieza profunda

Un camino hacia la limpieza profunda

El afán moderno de vivir sin pausas nos obliga a olvidar cosas esenciales. Aquí te contamos cómo recordarlo.

Concurso TikTok Amor y Amistad

Concurso TikTok Amor y Amistad

Celebramos contigo este mes especial, y lo mejor, con premios.

Fortalécete junto a BODYTECH

Fortalécete junto a BODYTECH

Programación de entrenamientos en vivo del 14 al 20 de diciembre de 2020

Nutrición

Ensalada verde: beneficios para tu salud

Aprovechar los beneficios de las hojas verdes tiene su ciencia, aquí te contamos.

Por: Redacción FIT

Las verduras de hoja verde son ricas en nutrientes porque las hojas contienen la maquinaria de conversión de energía y captación de luz de las plantas. Las hojas de ensalada contienen vitamina A, vitamina C, betacaroteno, calcio, ácido fólico, fibra y fitonutrientes. Las verduras de hoja verde son una buena opción para una dieta saludable porque no contienen colesterol y son naturalmente bajas en calorías y sodio.

Muchos de los beneficios para la salud que brindan las verduras de hoja verde provienen de los fitonutrientes, compuestos únicos que brindan protección a las plantas. Estos compuestos se están reconociendo como parte de una dieta nutritiva que promueve la salud a largo plazo. Los fitonutrientes pueden actuar como antioxidantes, que ayudan a prevenir enfermedades crónicas como el cáncer y las enfermedades cardíacas.

La lechuga, verdura de hoja verde más consumida, proporciona alrededor de siete calorías por porción de 1 taza. Cuando se trata de saciar el apetito, esta bien comer alimentos de alto volumen, pero bajos en calorías como la lechuga. Esta no es un vegetal que se come solo. Por lo general, se sirve con una variedad de otras verduras y frutas en una ensalada, se usa a menudo para agregar un toque crujiente a los sándwiches, armar tacos o dar color como guarnición.

La lechuga y otras verduras de hoja verde generalmente son cultivos de tierra fría con períodos de crecimiento cortos. Esto significa que los campesinos pueden obtener varias cosechas de verduras para ensalada en el tiempo que les toma a otras verduras alcanzar el punto de consumo.

Debido a que las verduras de hoja verde pueden crecer en variedad de lugares, casi siempre están disponibles. Los cultivadores pueden disfrutar de la lechuga y otros tipos de verduras de hoja plantadas en campos tradicionales, contenedores o incluso en jardines personales.

Tipos de lechuga

Hay muchos tipos de lechuga disponibles y se pueden comprar por cabeza o empaquetadas. Los diferentes tipos tienen sabores diferentes. Algunos tienen un sabor suave y una textura crujiente; otros tienen un sabor ligeramente amargo o picante que agrega un buen sabor a las ensaladas mixtas. Las ensaladas verdes son populares en todo el mundo, por lo que muchos de los diferentes tipos se conocen con una variedad de nombres.

Consejos para la manipulación y el almacenamiento seguro de las hojas verdes para ensaladas:

• Cuando vayas de compras, empaca las verduras frescas en bolsas independientes para mantenerlas separadas de otros alimentos, especialmente carnes y aves crudas.

• Refrigera las verduras para ensalada dentro de las dos horas posteriores a la compra. Guárdalas en un compartimento especial para verduras.

• Lávate siempre las manos antes de preparar los alimentos y asegúrate de trabajar con una tabla de cortar limpia.

• Lava la lechuga justo antes de usarla haciendo correr agua fría sobre las hojas.

Algunas hojas pueden ser difíciles de limpiar, por lo que separarlas y sumergirlas en un recipiente con agua fría durante unos minutos ayuda a aflojar la arena y la suciedad.

Un tazón es una opción mucho mejor que un fregadero, que puede albergar bacterias y ser difícil de limpiar. Se ha demostrado que remojar la lechuga durante 5 minutos en agua con vinagre diluido (1/2 taza de vinagre blanco destilado por 2 tazas de agua), seguido de un enjuague con agua limpia, reduce la contaminación bacteriana, pero puede afectar la textura y el sabor.

Un enjuague con vinagre no eliminará todos los microorganismos, pero puede reducir el nivel de contaminación. Después del lavado, seca las hojas con toallas de papel o use una centrifugadora para verduras para eliminar el exceso de humedad.

• Debido a que la lechuga y otras verduras para ensalada son muy perecederas, deben usarse dentro de una semana después de la compra, máximo.

• Las ensaladas en bolsas pueden ser funcionales, pero los pasos de procesamiento adicionales como cortar y mezclar pueden aumentar la probabilidad de contaminación y degradación.

Para reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos con ensaladas , mantén las verduras refrigeradas, ten presente las fechas de vencimiento marcadas y enjuaga bien antes de comer, quitando las hojas dañadas o estropeadas.

Scroll para ver la siguiente noticia